El encargo buscaba modernizar un apartamento, cuando visitamos el proyecto nos dimos cuenta que la vista era su mayor fortaleza y estaba desaprovechada debido a varios muros que dividían los espacios, nuestra propuesta fue abrirnos hacia el paisaje y la luz, usamos 3 colores base, blanco, negro y rojo con el fin de darle sobriedad y protagonismo a la vista de la ciudad de Bogotá.